domingo, 28 de junio de 2015

Contaminación

El sábado 20 de junio de 2015, se celebró en Málaga el《 XV Certamen "Martín Carpena". CONCURSO-EXPOSICIÓN de PINTURA al Aire Libre》que convoca anualmente el Ayuntamiento en el Centro Histórico y que viene teniendo un significativo éxito, por el alto número de participantes y el muy elevado nivel de lo expuesto.

Certamen XVII
-actualización-
24.06.2017


Primera obra
de la derecha:

ANTONIO CANTERO TAPIA
(Málaga, 1957)
"Calle Compañía"
Óleo s/lino
73x100 cms.





/Su autor, también director
de una conocida Academia
malagueña de Arte, es especialista
en 'pintura rápida al aire libre'
y varias veces ganador
de este tipo de concursos/


El motivo son las "tomas" que, desde primeras horas de la mañana, realizan estos pintores paisajistas, venidos de todas partes de España. Desperdigados por los rincones del Centro que ellos habían elegido y con sus caballetes montados muy temprano, para captar las primeras luces del día, se afanaban con sus pinceles y paletas en ir dando color y forma a los cuadros que entrarían a concurso por la tarde.
Fuí recorriendo sus puestos y quedé sorprendido por la alta calidad de su pintura, así como por la similitud que había de técnica y estilo entre todos ellos. Al azar, escogí a uno para preguntarle de dónde venía: se llamaba Ángel García Palacios y era de Écija (Sevilla); declarándose autodidacta, reconoció -con la experiencia de haber concursado en años anteriores- que entre todos ellos existía "contaminación pictórica".
El jurado que resolvió la prueba y a las 20:00 horas -junto a las autoridades municipales- adjudicó los tres primeros premios, se enfrentó a una decisión realmente difícil, como sinceramente reconoció su portavoz.


El martes de la semana siguiente tuvo lugar en Madrid una venta pública, donde se ofrecía una obra de Ferrándiz, inédita en la bibliografía especializada:

BERNARDO FERRÁNDIZ BÁDENES (1835-1885)
"Herrero"
Óleo s/lienzo   108x81 cms.
Firmado: B° Ferrandiz / 1877
Subastas Ansorena (Junio 2015), Madrid











-El encuadre malagueño que escogió Ferrándiz para el "Herrero", corresponde actualmente al pasaje que conecta calle Alcazabilla con la librería del 'Museo Picasso', ubicada en su fachada posterior.
La rehabilitación integral del edificio y su entorno se debe al arquitecto Rafael Martín Delgado y su equipo-


Al ver ese cuadro por primera vez, recordé otro que hace años contemplé en el Museo que alberga el Palacio de Carlos V de La Alhambra, y que había sido pintado -un decenio antes que el subastado- por el amigo íntimo de Ferrándiz:

MARIANO FORTUNY MARSAL (1838-1874)
"El espadero"
Óleo s/lienzo   75x52 cms.
Firmado y fechado en 1867
Museo de Bellas Artes de Granada -depósito del M. del Prado-




 


   MARIANO FORTUNY
   "Hombre viejo"
   Dibujo a lápiz y tinta s/papel
   Firmado: Fortuny
   Colección particular, Barcelona



Con este singular dúo de óleos, iniciaremos un recorrido por las obras de insignes maestros de la pintura que -a veces aún sin saberlo- estaban "contaminadas" por las de sus predecesores, compañeros o amigos.



















                 BERNARDO FERRÁNDIZ
                 "La venta de la esclava"
                 Óleo s/lienzo   90x59 cms.
                 Firmado y fechado en 1872
                 Paradero desconocido


/Se conoce por fotografía en ByN del álbum del autor, al dorso de la cual escribió de su puño y letra: "pintado en 1872 y vendido a Barón en 1.800 francos. Parece que sin yo saberlo, este asunto había sido tratado por Ms. Gérôme. Hice de él una repetición que vendí en Málaga"/

El 'asunto' era habitual en la venta de esclavos: observar la dentadura de los infortunados que iban a ser adquiridos, para determinar su estado de salud. Igual hacían los tratantes del ganado caballar (ver capítulo núm. 35 /El 600 de la época/, donde se muestra un simpático lienzo del mismo pintor, fechado en 1878 y titulado "La edad en la boca").
Esta obra de Ferrándiz fue comentada por Horacio Lengo en "El Avisador Malagueño" de 8/XI/1872 y por Moreno Carbonero, este último refiriéndose al viaje que -acompañando al Maestro- hizo a Tetuán, donde fue pintado ese cuadro.


















JEAN-LÉON GÉRÔME (1824-1904)
"El mercado de esclavos"
Óleo s/lienzo   85x64 cms.
Firmado y fechado en 1866
Clark Art Institute, Williamstown (USA)


Como se ha indicado en anteriores capítulos, en el último tercio del siglo XIX se desarrolló una nueva industria, basada en la reproducción de obras de arte a través del grabado. Y a su vez, éste ilustraba las páginas de periódicos y revistas que llegaban a manos de todos, por lo que la difusión de cuadros de artistas de renombre era algo cotidiano que impregnaba el tejido social, incluidos -claro está- los mismos pintores.


JEAN-LEÓN GÉRÔME
"Los baños del harem"   DETALLE
Óleo s/lienzo, pintado en 1876
Firmado: J L Gerome
Museo del Hermitage, San Petersburgo (RUSIA)
/Esta obra fue adquirida por el Zar Alejandro III. Robada del Hermitage en 2001 y debido a su alta cotización (un millón de dólares), no pudo ser vendida y fue devuelta anónimamente al Partido Comunista seis años más tarde./


La asimilación a través de estereotipos de esta pintura, en el entorno artístico francés, es más que evidente si contemplamos otras obras, creadas dentro de la corriente orientalista que imperaba en el momento.

EDOUARD DEBAT-PONSAN (1847-1913)
"El masaje en el Hammam"
Óleo s/lienzo firmado y fechado en 1883
Musée des Augustins, Toulouse (Francia)


En España, dentro incluso de una misma Academia, tenemos ejemplos flagrantes de asimilación de técnicas -efecto 'sol en el camino', por ejemplo- e incluso de encuadres sin ni siquiera cambiar la perspectiva, y eso que estamos refiriéndonos a maestros consagrados como los de la Escuela Malagueña de Pintura: Gómez Gil y Moreno Carbonero.

GUILLERMO GÓMEZ GIL (1852-1942)
"Cerca de la Fuente"
Óleo s/lienzo   97x141 cms.
Firmado: G. Gomez Gil
Pintado entre 1880 y 1885
Museo Carmen-Thyssen, Málaga










                                 


 "La Fuente de Reding"
 -fotografía en ByN
 de autor anónimo-
 comercializada
 como postal
 (finales siglo XIX)


JOSÉ MORENO CARBONERO (1858-1942)
"La Fuente de Reding"
Óleo s/lienzo   195x248 cms.
Firmado: J. Moreno Carbonero/1897
Castillo de Wedel-Garlsberg, Noruega
/El pintor realizó una réplica sobre lienzo de 22x55 cms., que se encuentra en colección particular española/


RAFAEL MURILLO CARRERAS (1868-1962)
"La Fuente de Reding"
Óleo s/lienzo   45x73 cms.
Firmado: Murillo Carreras
Colección Municipal, Málaga
/Este pintor ejerció como Director del Museo Provincial malagueño desde 1915 a 1942, legando al mismo numerosas obras. No supo ver las nuevas tendencias que imperaban ya en el ambiente artístico europeo, manifestándose abiertamente contra toda pintura que no fuera tradicionalista/.


Igual ocurrió en las incursiones que artistas de esta Escuela hicieron en Marruecos, eligiendo también reiteradamente los mismos rincones para sus tomas:

ANTONIO MUÑOZ DEGRAIN (1840-1924)
"Plaza de Tánger"
Óleo s/lienzo   27x37 cms.
Firmado: A.M.DEGRAIN / TANGER
Instituto Valencia de Don Juan, Madrid


ENRIQUE SIMONET LOMBARDO (1866-1927)
"Día en Tánger"
Firmado: E. Simonet / Tanger 1913
Alcalá Subastas (XI-2016), Madrid


Tampoco en las marinas podemos obviar la influencia que los pintores valencianos tuvieron en la Academia Malagueña, pues maestros como don Emilio Ocón demuestran haberse contaminado con obras de jóvenes y precoces pintores del levante español:

SALVADOR ABRIL y BLASCO (1862-1924)
"En alta mar"
Óleo s/lienzo    248x405 cms.
Firmado y fechado en 1887
Museo de San Pío V, Valencia -depósito del M. del Prado-


EMILIO OCÓN y RIVAS (1845-1904)
"La última ola"
Óleo s/lienzo    251x224 cms.
Firmado: E. Ocón / 1893
Museo de Málaga
/Hasta en el buque situado en lontananza a izquierda de ambos cuadros, se evidencia que cuando don Emilio pintó su cuadro, conocía la obra que seis años antes ejecutó el joven artista valenciano/

Sin embargo, era evidente -como hemos comentado anteriormente- que los grabados que publicaban las revistas de la época, difundían las obras de sus autores entre continentes:





WINSLOW HOMER (1836-1910)
"The Herring Net"
Óleo s/lienzo   76'5x123 cms.
Firmado: Homer / 1885
Colección Martin A. Ryerson, Chicago (USA)



A veces, en la labor de investigación, al trabajar con fotografías pertenecientes a archivos familiares de los pintores, encontramos pruebas de esas influencias recíprocas que tenían lugar entre maestros. En el capítulo núm. 24  /Sí hubo VANGUARDIAS/, exponíamos la siguiente obra:

GONZALO BILBAO (1860-1938)
"Marroquíes"
Óleo s/cartón   22x39 cms.
Firmado: G Bilbao
Colección particular, Málaga


Fotografía de 1910 (autor anónimo)
-ENRIQUE SIMONET en su estudio, pintando "El Sermón de la Montaña"-







/En el suelo, un apunte similar al cuadro "Marroquíes",
pintado por GONZALO BILBAO en 1886 durante su primer viaje al Rif/.




A nivel internacional, la pugna entre los grandes pintores franceses y españoles, era alentada por los marchantes de arte -la mayoría de las veces compartidos- que les insinuaban aquello cuya demanda iba a propiciar una mayor cotización en el mercado.

J.-LÉON GÉRÔME
"Dando de comer a los pájaros"
Óleo s/lienzo firmado: J.L. Gerome
Colección particular, París


MARIANO FORTUNY
"Café de las Golondrinas"
Acuarela sobre papel   49x40 cms.
Firmado: Fortuny   R 1868
The Walter Art Gallery, Baltimore (USA)
/Lo compró H. Walter por 15.500 francos-oro a Hood Steward, que a su vez lo había adquirido de primera mano al marchante Goupil/


Hay anécdotas, relatadas por la propia esposa de Ferrándiz en la que, ante una determinada dificultad de orden técnico, su amigo Mariano Fortuny le corregía lo pintado en ausencia de aquél, de ahí que a veces nos encontremos con extrañas similitudes en cuanto a motivos o tomas, ya que Fortuny ejercía un verdadero magisterio sobre su amigo, que -sin envidias ni celos- reconocía su genialidad.


BERNARDO FERRÁNDIZ
"Un salón del Palacio Doria Pamphili"
Óleo s/tabla   27x18 cms.
Inscripción al dorso: "Interior del Palacio de Doria. Pintado por Bernardo Ferrándiz y Mariano Fortuny en mil ochocientos setenta y cuatro"
Subastas Segre (XII-2009), Madrid




                              MARIANO FORTUNY
                              "Fuentecilla"
                              Dibujo a sanguina sobre papel
                              Firmado: Fortuny - Roma
                              /Sello de la Testamentaría/
                              Caja Castilla-La Mancha
                              (Fundación), Toledo


BERNARDO FERRÁNDIZ
"Puerta Octavia"
Óleo s/tabla   17x28 cms.
Firmado, dedicado y fechado en Roma/1876
Colección particular


Como en los paisajes, las nuevas tendencias en la pintura del cuerpo humano, impregnaban a unos y otros pintores de primerísima fila, avanzando al unísono en vanguardias que abrían camino.

MARIÁ FORTUNY i MARSAL
"Desnudo en la playa de Portici"
Óleo s/cartón en tamaño postal
Sin firmar. Sello de la Testamentaría
/Ricardo de Madrazo escribió en agosto de 1874, que su cuñado había pintado ese verano tres deliciosos estudios de niños/.


JOAQUÍN SOROLLA y BASTIDA
"Niños en la playa"
Óleo sobre lienzo, sin firmar
Museo Sorolla, Madrid
/Sobre esta temática de niños al sol mojados por el agua del mar, Sorolla investigó una y otra vez en el juego de luces que propiciaban esos elementos, con resultados sorprendentes hoy conocidos por todos/.


En cuanto al famoso desnudo tendido sobre un lecho, para el que Sorolla hizo posar a su esposa Clotilde, justificó un viaje ex-profeso a Londres para ver "La venus del espejo" de Velázquez, en quien decía quería inspirarse.

JOAQUÍN SOROLLA (1863-1923)
"Desnudo de mujer"
Óleo s/lienzo   106x186 cms.
Firmado y pintado en 1902
Colección particular

Pero parece demasiado evidente el parecido de la pose con el otro desnudo de Díaz Olano, pintado siete años antes:

IGNACIO DÍAZ OLANO (1860-1937)
"Estudio"
Óleo s/lienzo   80x175 cms.
Firmado y pintado en 1895
Museo de Bellas Artes de Álava, Vitoria

Y a su vez, Díaz Olano habíase dejado influenciar por el otro valenciano, Antonio Cortina Farinós -pintor de mujeres-, por lo que el círculo entre todos ellos, se cerraba.

IGNACIO Salvador DIAZ Ruiz de OLANO
"Desnudo"
Óleo s/lienzo   37x50 cms.
Firmado y pintado en 1894
Colección particular


ANTONIO CORTINA (1841-1890)
"El descanso de la modelo"
Óleo sobre lienzo
Círculo de Bellas Artes de Madrid


En la Pintura y en la Escultura todo tiene -como en la Historia de la Humanidad- un precedente, sin el cual no se hubiera alcanzado el peldaño sobre el que ascendemos. Y además, ambas Artes quedan sometidas a períodos cíclicos que abarcan el clasicismo, el neo-clasicismo y las más furibundas vanguardias. Si a todo esto hay que sumarle la influencia de las 'puntas de lanza' y sus correspondientes entornos, comprenderíamos lo que aquel pintor novel del Concurso de Pintura en Málaga -pleno de ilusión y esperanza- entendía como CONTAMINACIÓN PICTÓRICA.



Núm. 53

martes, 23 de junio de 2015

¿Quién sigue ahí?

Cuando escuchamos hablar a determinados "entendidos en arte", del anacronismo que les supone la existencia de una secuela de la pintura malagueña del XIX en nuestros días, habría que preguntarles qué les parece que en una época de telefonía móvil, comunicaciones por vía satélite o fibra óptica, convivamos con la realidad de una Semana Santa, plenamente barroca, donde los jóvenes cofrades pagan voluntariamente cuotas por sacar en andas a sus Cristos y Vírgenes, y en algunos de cuyos tronos podemos observar bajo los varales, un adminículo sobre las cabezas de los portadores llamado "faraona", en alusión a los paños con que los egipcios de hace 3.500 años se cubrían cuando sacaban de los templos a sus dioses para procesionarlos precedidos de cortejos militares, bandas de música y autoridades civiles.


Fotografía de R. GARCÍA FUENTES (2015)
Trono procesional de las Fusionadas de San Juan, a su paso por Atarazanas
-en el lateral izquierdo, junto a los varales, un capataz con "faraona" roja-

Y esto ocurre durante todo el año, pues creo que no hay ciudad donde haya más procesiones que en Málaga, sintiéndonos orgullosos de ello. Sumémosle la "noche de San Juan", de honda ascendencia prehistórica o la "velada de la Virgen del Carmen", clara cristianización de la procesión que en el siglo VI antes de nuestra era, sacaba a la diosa Noctiluka -la que alumbra la noche- de la hoy Cueva del Higuerón para, bajándola por Los Cantales, introducirla en el mar invocando la mejor pesca y la feracidad de los campos.
Igualmente en Almonte (Huelva), el "salto a la verja" en la ermita de Nuestra Señora del Rocío -que se venía efectuando como veneración a la diosa Isis en la cultura iberotartésica mil años antes de J.C.-, sería tenido por aquellos críticos como otro incomprensible "anacronismo".



ENRIQUE SIMONET LOMBARDO (1866-1927)
"Lloró por ella -Flevit super illam-"    DETALLE
Óleo s/lienzo   296x550 cms.
Firmado: E. Simonet / JERUSALEM-ROMA / MDCCCXCII
Adquirido por el Estado y cedido en 1932 al Museo de Bellas Artes de Málaga
-actualmente en El Prado-
/Este magnífico cuadro -del que existe un boceto en lienzo 83x150 cms. en el Ministerio de Asuntos Exteriores- obtuvo Primera Medalla en la Exposición Nacional de 1892 en Madrid, así como Medalla de Oro en la Internacional de París de 1900/

En esta época, en Centroeuropa ya apuntaban las vanguardias e incluso se pintaba "de otra manera" y no por eso, lo excelso y bello era menospreciado en aras de un modernismo que cambiaba tendencias. El arte no puede nunca ser tachado de anacrónico, pues la belleza es atemporal.

ENRIQUE SIMONET LOMBARDO
"Autorretrato"  (Pintado en Málaga/1910)
Óleo s/lienzo   100x68 cms.
Sin firmar  -al fondo, retrato de su padre-
Colección familia Simonet, Madrid

Enrique Simonet, malagueño por ascendencia familiar y por adopción de la ciudad, tuvo una temprana vocación religiosa pero, en un determinado momento de su juventud y con el apoyo de su padre, tornó la estancia en el seminario por el ingreso en la Escuela Malagueña de Pintura.

ENRIQUE SIMONET LOMBARDO
"Playa de Málaga al atardecer"
Óleo s/lienzo   75x115 cms.
Firmado, localizado y fechado en 1889
/dedicado a Adela Vallejo -madrina del pintor-/
Colección privada

Como alumno de Bernardo Ferrándiz destacó pronto por su especial tratamiento de la luz, manejando magistralmente los pinceles en los contrastes lumínicos de luces y sombras.
En 1887 marchó a Roma con financiación paterna, siendo más tarde pensionado por la Diputación Provincial de Málaga; hasta 1891 viajó por toda Italia y sus costas, captando la esencia mediterránea.







E. SIMONET LOMBARDO
"Marina veneciana"
Óleo s/lienzo pintado en 1887
Firmado: E. Simonet
Colección privada

De su estancia en el Monasterio de Santa María del Paular, donde llegó a ser Director de la Escuela de Paisaje, nos ha dejado impresionantes vistas (ver capítulo núm. 48 /Pintores de agua dulce/).

ENRIQUE SIMONET LOMBARDO
"Paisaje de El Paular"
Óleo s/lienzo   77x55 cms.
Firmado: E. Simonet/El Paular/1921
Colección familia Simonet, Madrid

Cuando Simonet murió, siendo Catedrático de la Escuela de Pintura de Madrid, tenía ya 13 años un muchacho que sabría recoger toda la luminosidad de la paleta del 'Sorolla malagueño', pintando con una valentía y frescura que preconizaban la continuidad de un saber hacer que iba a llegar hasta nuestros dias.

JOSÉ DE LA FUENTE GRIMA (1915-1997)
"La Cónsula"
Óleo s/táblex   30x43 cms.
Firmado: De la Fuente Grima
Colección particular, Málaga

Pepe de la Fuente -como cariñosamente le llamaban sus amigos y discípulos-, por necesidades familiares hubo de alternar su pasión por los pinceles con trabajos administrativos en unas bodegas malagueñas, lo que cercenó su capacidad de producción, pero aún así llegó a poseer la Medalla al Mérito Artístico, ejerció como Profesor de la Escuela de Arte y Decoración de Málaga y -sobre todo- fue uno de los lazos de unión entre los pintores de la Escuela del XIX y la del siglo XX.

Pepe de la FUENTE
Retrato fotográfico




En el populoso barrio de Huelin en Málaga, donde vivió sus últimos veinte años, el Ayuntamiento puso su nombre a una avenida que mira al mar, cerca del otro barrio -el del Perchel- cuyas calles, hoy desaparecidas por la nueva remodelación urbana, tanto gustó pintar.


JOSÉ DE LA FUENTE GRIMA
"Callejones del Perchel"
Óleo s/táblex   51x69 cms.
Firmado, titulado y fechado en 1974
Colección particular, Málaga


Otro artista que destacó en los difíciles años de nuestra postguerra civil, creando escuela y sirviendo también de puente entre los pintores del pasado siglo y los actuales, fue Alfonso de la Torre:

ALFONSO de la TORRE MARÍN (1928-1989)
"Barcas en el puerto de Málaga"
Óleo s/lienzo   46x55 cms.
Firmado: De La Torre
Colección particular, Málaga

Considerado un magnífico representante de los paisajistas malagueños, se distinguió por la sutil captación de la luz mediterránea que singulariza a esta provincia.


















ALFONSO de la TORRE
"Rincón de Casarabonela"
Óleo s/lienzo   84x69 cms.
Firmado: De La Torre  / 81
Academia de San Telmo, Málaga


Desde 1950 ejerció como Profesor en la Escuela de Artes y Oficios de Málaga, y en 1981 obtuvo el nombramiento de Académico Numerario en la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo. En el Museo de Málaga está representado con una elegante vista del Foro Romano:

ALFONSO de la TORRE MARÍN
"Ruinas de Roma"
Óleo s/lienzo   53x64 cms.
Firmado: De La Torre
Museo de la Aduana, Málaga


Entre los discípulos del primero de estos dos últimos maestros mencionados -José de la Fuente Grima-, destacó un estudiante de Historia del Arte, nacido en Tarrasa pero de madre malagueña que, como Enrique Simonet, fue apoyado por su padre en la carrera artística que había elegido, con la condición de que terminara la Licenciatura. Hoy no sólo pinta magistralmente, sino que también dirige una de las Academias de Pintura punteras en Andalucía, habiéndose ganado el respeto y la admiración de cuantos le tratan: como un Bernardo Ferrándiz sin mal genio, se hace llamar "Ruiz Juan".

JUAN JOSÉ CAMPOS RUIZ (Tarrasa, 1955)
"Claro de luna"
Óleo s/táblex   17x24 cms.
Firmado: Ruiz Juan  -al dorso titulado y fechado 2011-
Colección particular, Málaga

Heredero del estilo naturalista emanado de la decimonónica escuela malagueña, Ruiz Juan encara con igual frescura el perspicaz retrato, el bodegón simbolista o el paisaje impregnado de las luces de Málaga, con la sencillez y el escrupuloso buen hacer de un pintor honrado, transmitiendo esa sinceridad a sus numerosos alumnos.

JUAN JOSÉ CAMPOS RUIZ
"Autorretrato"   2004
Óleo s/lienzo   81x65 cms.
Firmado: Ruiz Juan
Colección familia Campos, Málaga

Aquéllos que, como decíamos al principio de este artículo, aborrecen el que maestros del oficio insistan en una pintura que tachan de 'pasada de moda', deberían repasar la Historia del Arte y sus ciclos en los últimos 2.500 años; entonces descubrirían que los modismos se suceden, pero la honradez y la belleza superan los avatares caprichosos del ir y venir de los tiempos: nada tienen que envidiarse la "Dama de Elche" con la "Venus de Milo" o el "Guernica" de Picasso con la "Última Cena" de Dalí.
El pintor debe expresar en el lienzo lo que siente, ajeno a todo tipo de ataduras y esnobismos; un retrato, un paisaje terrestre o una marina, si comunica con el espectador, cumple su función como obra de arte y perdurará. Las adjudicaciones a una u otra escuela o corriente la haremos los demás y son subjetivas, pero el dueño de la obra -quien aspira a sobrevivir en ella- es únicamente el artista y por ello no debe someterse jamás a crítica ni influencia ajena.

JUAN JOSÉ CAMPOS RUIZ
"Juan Sebastián Elcano"   2001
Óleo s/lienzo   162x97 cms.
Firmado: Ruiz Juan
Colección 'Academia Héroe Sostoa', Málaga


Entendido lo antedicho y sin ningún rubor, otro pintor en la ciudad que vio nacer a Picasso, se ubica en las antípodas de la pintura de éste y, recreándose en las obras de los maestros del XIX y a través de una feroz autodisciplina -pinta desde las 6:00 de la mañana hasta las 19:00 horas de la tarde-, ejecuta con técnica hiperrealista y meticulosidad extrema aquella pintura, siguiendo fielmente las directrices de Ferrándiz, Denis, Gómez Gil, Lengo y otros, pero sin veladuras (ver capítulo núm. 11 /LA INSPIRACIÓN DE DENIS/).

FERNANDO LÓPEZ PASCUAL (Málaga, 1945)
"Todo por hacer"  2006
Óleo s/lienzo   89x116 cms.
Firmado: López Pascual
Colección particular, Madrid

Fue JUAN MURO -escultor y pintor- quien, sorprendido por la técnica sumamente depurada de este autor, decidió divulgar esa obra en Internet a través de su tribuna pública en la página /elDibujante.com/, para asombro de cuantos visitantes-lectores de todas partes del mundo descubrían una revivida Escuela Malagueña.

FERNANDO LÓPEZ PASCUAL 
"Odalisca"
Óleo s/tabla   46x55 cms.
Firmado: López Pascual
Colección particular, Málaga

Sus cuadros son el resultado de una minuciosa y compleja composición que auna grandes obras de maestros de la pintura, a los que admira y rinde tributo con exhaustivo rigor:




MARIANO FORTUNY (1838-1874)
"La odalisca"
Óleo s/cartón   57x81 cms.
Pintado en 1861

                                             


                                                JEAN-H. FRAGONARD
                                                (1732-1806)
                                                "Les baigneuses"
                                                Óleo s/l.  64x80 cms.
                                                Pintado en 1765














          F. LÓPEZ PASCUAL
                           'Autorretrato'  
                           -DETALLE de su obra 
                           "Primera lección"-
                           Óleo s/tabla   89x116 cms.
                           Firmado: López Pascual 
                           Colección privada


Entroncado con la Academia Malagueña de Pintura a través de sus maestros Alfonso de la Torre y Pablo García Rizo, LÓPEZ PASCUAL se centra en un dibujo muy trabajado y una técnica obsesiva que no hace concesiones a la duda o al error, lo que le provoca un continuo sufrimiento intentando superarse.

FERNANDO LÓPEZ PASCUAL
"La plegaria -Devoción-"
Óleo s/tabla   31x29 cms.
Firmado: López Pascual
FineArtAmerica, Santa Mónica (California-USA)
/Nada más elocuente que el título de este óleo, para comprender el trabajo de su autor. Sin una verdadera devoción a la Pintura, el sacrificio al que día a día se enfrenta, no tendría sentido y los pinceles no obedecerían al cerebro. La razón de su vida está en pintar en lo que cree./


Para acabar, podemos imaginarnos -allá por las postrimerías del XIX-, a don Bernardo Ferrándiz en un alarde de socarrón futurismo, asomado a nuestro siglo e intrigado por el devenir de su Escuela y preguntando:
"¿Quién sigue ahí?" 



Núm. 52