jueves, 30 de julio de 2015

La lenta invasión

La vista panorámica de Málaga en el siglo XIX distaba mucho de la que disfrutamos hoy día, dado que no existía la bóveda verde del parque y además, el Monte Gibralfaro se encontraba totalmente deforestado.




ALBERT MOULTON FOWERAKER (1873-1942)
"Gibralfaro-Málaga"
Acuarela s/papel
Firmado: A M Foweraker.
Colección privada


/Foweraker, acuarelista inglés que recorrió Andalucía en los primeros años del siglo XX, captó en el anterior encuadre -desde el Muelle viejo del puerto de Málaga- el desmonte ocasionado en la falda de Gibralfaro (cuyos materiales sirvieron de relleno para los terrenos ganados al mar), carente de vegetación y con desolador aspecto, viéndose aún el caserío que ocupaba la Alcazaba moruna y el Castillo./

Otro artista, que vino de Jerez de la Frontera a pasar una temporada en la ciudad malagueña, describió con sus pinceles una detallada vista del abigarrado barrio que había crecido al abrigo de las viejas murallas:

GERMÁN ÁLVAREZ ALGECIRAS (1848-1912)
"La Coracha en la Alcazaba de Málaga"
Óleo s/lienzo   37'5x57'5 cms.
Firmado: G Alvarez. / 1876
Museo de Málaga


Por eso la mayoría de pintores locales volvían su mirada hacia la bahía y el mar:

EMILIO OCÓN y RIVAS (1845-1904)
"Vista del Puerto de Málaga"
Óleo s/lienzo   46x60 cms.
Firmado: E. Ocón
Colección privada


Los paisajistas, discípulos de Muñoz Degrain, que no emularon al maestro volcando su desbordada imaginación en los encuadres, y eran fieles a lo que veían, reprodujeron en sus lienzos la aridez de barrancos quemados por el sol y vistas donde la tierra aparece rojiza o con el 'efecto sol' abrasándola.

JOSÉ NOGALES SEVILLA (1860-1939)
"Camino Nuevo"
Óleo s/lienzo   33x51 cms.
Firmado: J. Nogales
Colección familia Fernández-Baca, Málaga


JOSÉ  BLANCO CORIS (1862-1946)
"Madre e hija -Cuevas de El Ejido-"
Óleo s/tabla   31'5x41 cms.
Firmado: J.BLANCO CORiS
Colección privada






Agrupación de
'casas-cueva'
en El Ejido de Málaga
-fotografía de principios
del siglo XX-



GUILLERMO GÓMEZ GIL (1862-1942)
"El Cortijo de la Peña"
Óleo s/lienzo   40'5x50 cms.
Firmado: G Gomez Gil
Colección privada


PABLO R. PICASSO (1881-1973)
"Montañas de Málaga -una cantera-"
Óleo s/lienzo   60'5x82 cms.
Firmado: P Ruiz Picasso-Málaga
Museu Picasso, Barcelona
-donación del propio artista al museo en 1970-
/Entre VI y VII de 1896, el joven Pablo pintó en este cuadro la falda sureste del 'Monte Coronado' de su ciudad natal, donde estaba pasando las vacaciones/

                                                 







                                                                                P. RUIZ PICASSO
                                                                                "Autorretrato"
                                                                                -pintado en 1896-

PABLO R. PICASSO
"Montañas de Málaga"
Óleo s/tabla   10x15'5 cms.
Fechado y localizado al dorso:
Málaga Junio 96
Museu Picasso, Barcelona
-donación del pintor en 1970-



FEDERICO BERMÚDEZ GIL (1867-1957)
"Huertecillo de la Victoria, Málaga"
Óleo s/lienzo firmado
Colección privada


ENRIQUE FLORIDO BERNILS (1873-1929)
"Paisaje con cortijo"
Óleo s/lienzo   27x40 cms.
Firmado: E. Florido
Colección particular, Málaga

Hoy, el efecto climático amenaza a Granada y Málaga por el este, donde sus devastadoras consecuencias son evidentes en la provincia hermana de Almería, cuyo desierto de Tabernas expande sus arenas año tras año, en un imparable avance que los meteorólogos menos catastrofistas aceptan como evidente realidad: según datos del Ministerio de Medio Ambiente, un total de 159.337 kilómetros cuadrados -de los 506.061 que ocupa España- sufren un riesgo alto o muy alto de desertización.

Fotografía panorámica
Desierto de TABERNAS, Almería.

Es como si el desierto estuviera llamando a las puertas de España. Científicos de reconocido prestigio internacional, vienen avisando que la desertización avanza imparable por la península ibérica -empezando por Almería, que sufre la expansión del Sáhara- empujada por el cambio climático.


-Pinturas rupestres-
6000 años antes de C.
Desierto del SÁHARA (Argel)
/Pertenecientes al Paleolítico superior y situadas en Tassili n'Ajjer (Planicie de los ríos), en un área montañosa del sudeste argelino, cerca de la ciudad de Djanet, se encuentran en una región extremadamente insegura de un desolado desierto y fueron descubiertas casualmente por el teniente de policía Sr. Brenan, durante una investigación. Hay científicos e historiadores que ven una conexión entre estas pinturas de Tassili y el origen de la civilización egipcia./


Desde el siglo XV hasta nuestros días, el desierto ha sido tema de inspiración en la pintura por lo que conlleva de soledad e inmensidad.

MARIANO FORTUNY y MARSAL (1838-1874)
"Playa africana -El límite del desierto-"
Acuarela s/papel   31'5x61 cms.
Pintada en 1867
Museo Nacional de Arte de Cataluña, Barcelona


GUSTAVE GUILLAUMET (1840-1887)
"El desierto"
Óleo s/lienzo   110x200 cms.
Firmado  y fechado en 1867
Musée d'Orsay, París
/Guillaumet fue un pintor academicista francés, enamorado del desierto. Viajó muchas veces a Argelia pintando la inmensidad y la aridez de los arenales. En este cuadro, parece que se acerca por el fondo una caravana o ¿es un espejismo?. Expuesto en el Salón de París de 1868, Théophile Gautier escribió sobre él: "jamás el infinito del desierto fue pintado de manera más sencilla, más grandiosa y más emocionante"./


Un pintor y arquitecto italiano nacido a finales del XIX, desarrolló su obra ya en pleno siglo veinte y, subyugado por las vistas exóticas de países lejanos, sintió la llamada del otro lado del mar -en la costa africana- reflejando en sus cuadros cómo el hombre lucha contra los elementos, surcando interminables arenales en los desiertos de Libia:

ALFREDO SORESSI (1897-1982)
"Caravana"
Óleo mezclado con arena s/lienzo   33x100 cms.
Firmado: A. Soressi
Colección particular, Málaga
/Amante de la pintura de paisaje, Soressi obtuvo sendas Medallas de Oro en la 'Mostra d'Arte Pura' (Nápoles, 1957) y en la 'Antibiennale Italiana' (Roma, 1958). Su obra está ampliamente representada en la 'Galleria d'Arte Moderna' de Piacenza (Italia)/.


Tomando también la caravana como vehículo de introducción en el desierto, muchos años antes J. Tissot había comenzado a pintar un cuadro sobre el viaje que según el Evangelio de San Mateo -único que habla de él- iniciaron desde oriente unos sacerdotes persas para visitar al Niño nacido en Belén, especificando que eran astrólogos o astrónomos.

JAMES TISSOT (1836-1902)
"El viaje de los Reyes Magos"
Óleo s/lienzo   54x78 cms.
Institute of Arts, Minneapolis (USA)
/Estos magos fueron ascendidos a reyes por el autor latino Tertuliano, que se inventó la figura del viejo rey Melchor. En la necrópolis paleocristiana de Priscilla (Roma) quedaron grabadas tres figuras desfilando ante el portal de Belén. Tissot comenzó a trabajar en este cuadro en 1886 y no lo terminaría hasta ocho años más tarde./


Veinticinco años antes, también con una caravana ocupando la atención del cuadro, Belly ya había llevado al lienzo una obra maestra de la pintura orientalista:

LÉON BELLY (1827-1877)
"Peregrinos yendo a la Meca"
Óleo s/lienzo   161x242 cms.
Firmado y fechado en 1861
Musée d'Orsay, París
/Presentado en el Salón de París el mismo año en que fue pintado, obtuvo Medalla de Primera Clase/

INDICACIÓN
-de determinada zona del cuadro-
para interpretar la siguiente observación:
 《 Sorprendió a cuantos visitaron la Exposición, el grupo que a un lado de la caravana formaban un hombre a pie, guiando a un asno sobre el que se vislumbra una mujer llevando a un niño... 》













"Peregrinos yendo a la Meca"
DETALLE
/Belly, cuya prometedora carrera como pintor truncó su temprana muerte, había querido representar el lazo de unión entre religiones con esta alusión a 'La huída a Egipto'/








JEAN-L. GÉRÔME (1824-1904)
"La huída a Egipto"
Óleo s/lienzo
Firmado:
JL GÉRÔME


Además de este último cuadro -lejano a aquellos otros sobre las incursiones de Napoleón en Egipto- el francés Gérôme quiso dejar de sus viajes a Oriente, una obra ajena a eróticas odaliscas o instantáneas históricas, pintando la tragedia de un jinete desamparado en la inmensidad del desierto, ante la muerte de su montura:

JEAN LÉON GÉRÔME
"Árabe y su caballo en el desierto"
Óleo s/lienzo firmado en 1872
Colección privada



Al otro lado del mundo, otro desierto de 110 kilómetros cuadrados de extensión, iba a relacionarse curiosamente con la pintura surrealista de un genio del siglo XX, concretamente en una de las regiones áridas más altas del planeta:

Desierto "DALÍ" (fotografía)
Altitud: 4.750 metros
Reserva Eduardo Avaroa
Provincia Tomás Frías, Departamento de Potosí (BOLIVIA)


SALVADOR DALÍ (1904-1989)
"Desnudo en el desierto"
Óleo s/lienzo   76x109 cms.
Firmado: Dalí
Colección privada

Con casi cinco siglos de diferencia, el pintor de Figueras nos recuerda la enigmática tabla de El Bosco sobre el eremita en el desierto, situando a la derecha del cuadro una pequeña figura blanca para subrayar la alusión al parecido:













Juan Bautista, que ha mudado su pobre vestido de pieles por una túnica roja
-dado el sacrificio que va a padecer- medita y señala con el dedo al 'cordero místico'.
A su espalda, el desierto se ha transformado en un paraje paradisíaco en alusión a las 'visiones de Isaías'.


HIERONIMUS BOSCH 'El Bosco' (1450-1516)
"San Juan Bautista en el desierto"
Óleo s/tabla   48'5x40 cms.
Museo Lázaro Galdiano, Madrid (ESPAÑA)
/Se cree -sin poder afirmarse- que esta tabla fue pintada en 1495 y retocada diez años más tarde, pues este pintor flamenco no fechó ninguna de sus obras y sólo firmó algunas de santos dedicados a la meditación. Felipe II de España, compró a la muerte del artista muchos de sus cuadros, la mayoría hoy en El Prado. La familia de El Bosco pintaba desde tres generaciones atrás, formando parte del gremio, pero Jerónimo casó en 1481 con una rica heredera que no sólo le facilitó el ascenso social, sino permitirle en adelante pintar lo que quisiera./


En un caso totalmente opuesto, un pintor ruso nacido en Ostrogózhsk de humilde familia, logró por sus méritos estudiar en la Academia Imperial de las Artes de San Petersburgo, pero inmerso en la "revuelta de los catorce" -que se enfrentó abiertamente al academicismo- fue fulminantemente expulsado de aquella institución oficial, teniendo que buscar amparo en la recién fundada cooperativa "Artel de pintures", que intentaba sobrevivir defendiendo los principios del realismo.

IVAN NIKOLAENICH KRAMSKOY (1837-1887)
"Cristo en el desierto"
Óleo s/lienzo   180x210 cms.
Firmado y fechado en 1872
Galería Estatal Tretiakov, Moscú (RUSIA)
/Tenido por su mejor cuadro, León Tolstoy dijo de esta obra que "era el mejor retrato de Cristo que nunca hubiera contemplado". El pintor falleció a los 50 años de muerte súbita, con los pinceles en la mano, mientras retrataba a un médico que no pudo hacer nada por él./



Quizás el hombre moderno deba meditar, como eremita de antaño, si la arena que se desliza por el relój del tiempo, marcando el lapso vital de cada ser humano, no es la misma que -implacablemente y consecuencia del cambio climático- hace avanzar hoy el desierto del Sáhara hacia el Sur de Europa, en una 'punta de lanza' de lenta pero imparable invasión.




Núm. 62

4 comentarios:

  1. El cuadro de Kramskoy sobre Cristo es conmovedor .Una verdadera maravilla de obra de arte . No lo había visto nunca antes . Es la viva imagen de la derrota . Puede parecer una forma no muy respetuosa de pintar a tan alta persona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que comenta sobre el cuadro de Ivan N. Kramskoy -observación que coincide con la de Tolstoy- tiene su explicación en que el pintor autorretrató su estado de ánimo en la figura de Cristo, después de las vicisitudes que había experimentado tras su expulsión de la Academia (ver capítulo núm. 57 /Nadie supo comprender/, por cierta similitud).

      Atentos saludos

      Eliminar
    2. Quisiera hacerle otra pregunta , Gonzalo . Observando el cuadro citado de Kramskoy , se puede ver en primer plano una piedra ovalada en forma de "pera" , por delante de la figura de Cristo . Esa piedra tiene una extraña colocación . Esa piedra está erguida, está puesta " de pie " y apuntada al cielo.

      ¿ Puede tener algún significado la disposición y la forma de esa piedra ?

      Eliminar
    3. Esa piedra, objeto de su aguda observación, me había pasado desapercibida. No conozco su posible interpretación, pero invito a cualquier lector que vea en ella un significado, a que lo comente para ilustrarnos.

      Gracias de nuevo por su intervención. SALUDOS

      Eliminar