lunes, 13 de julio de 2015

Nadie supo comprender

Febrero de 2003. En el Salón de los Espejos del Ayuntamiento de Málaga tuvo lugar -ante las autoridades, la máxima representación del mundo cofrade y un público que abarrotaba la estancia- la presentación del cuadro que iba a ser cartel de la Semana Santa de ese año.
Cuando su autor, Gabriel Alberca Castaño, artista de más que reconocido prestigio en la ciudad, levantó el paño que cubría el lienzo, un murmullo de interminables segundos inundó el salón. Los aplausos de rigor en este tipo de actos, tardaron en arrancar.

GABRIEL ALBERCA junto al cuadro para el cartel oficial de la Semana Santa-2003.

Transcribo literalmente a continuación, los dos comentarios publicados en el periódico SUR -de máxima difusión en Málaga- el dia 25 de ese mismo mes:

-"Quiero decir algo sobre el cartel de Semana Santa: horroriza a cualquiera que lo vea, niños y adultos, todo el mundo que conozco tiene la misma impresión. Eso no quiere decir nada ni de la Semana Santa ni de Málaga. El cartel debería ser más bonito, algo emotivo y no tan sangriento, da ganas de echarse a llorar."

-"Quisiera saber si en el cartel de Semana Santa de este año se ha retratado a Jesucristo o quizás a Barrabás. Asusta a los niños y a cualquiera. Es horroroso."



GABRIEL ALBERCA CASTAÑO (1934-2011)
"Autorretrato de 1955"
-hasta ahora inédito en la bibliografía del Pintor-
Óleo s/lienzo   55x46 cms.
Firmado y dedicado en Abril de 1990
Colección particular, Málaga
/Formó parte de su primera exposición: 1955, Sociedad Económica de Amigos del País -Málaga./

Comentario de madurez del pintor a la Dra. Teresa Sauret, comisaria de su primera Exposición Antológica (junio/julio 1996) en el Palacio Miramar de Málaga:
"Muchas veces -demasiadas- no me entienden, tampoco yo entiendo, pero así es (...) Y sobre todas las cosas, amo el misterio".


ALBERCA en su estudio -abril de 1990-, momentos antes de dedicarle a un coleccionista y amigo, su autorretrato de 1955.
Fue a este amigo a quien en la primavera de 2003, hizo la confidencia -extremadamente dolido- de que el público en general no había sabido interpretar el cuadro para el cartel de la Semana de Pasión, que iba a celebrarse en breve:


                                     "... era yo mismo, cargado de angustia
                                      y absorto por el misterio de la cruxificción,
                                     quien se había autorretratado
                                     reflejado en el rostro caído 
                                     y oculto del Crucificado".


Sólo Eugenio Chicano -el compañero pintor que lo había recomendado a la Agrupación de Cofradías para el cartel de ese año- y muy pocos entendidos en arte, lo habían comprendido.

Gabriel Alberca fue un neto representante de la "Generación de los 50". Su pintura nació y se desarrolló como reacción al estancamiento cultural y artístico de esa década y la de los 60, cuando un grupo de jóvenes pintores malagueños crearon la autollamada "Peña Montmartre" e idearon un viaje a Francia que -tras múltiples dificultades- lograron llevar a cabo en 1957. Se presentaron en "Villa Californie" (Cannes) -cargados con sus obras noveles- a ver a Picasso. El consagrado pintor los recibió, expuso cuadros suyos entre los de ellos, les dió dinero para que pudieran volver a España y los bautizó como "Grupo Picasso".


GABRIEL ALBERCA
"Tejados"
Óleo s/lienzo   73x130 cms.
Firmado: Alberka  (c.1965)
Colección particular, Arañuel (Castellón)
/Eran los tiempos en que firmaba con K, vivía en Torremolinos, conoció a la bella danesa con la que se casó -Vibeke Bjerregaard- y cultivaba la amistad de otros pintores de la vanguardia artística malagueña como Enrique Brinkmann, Eugenio Chicano y Francisco Peinado./

En los años 80 se adentró en el realismo mágico, explorando continuamente nuevos caminos en su amor por el misterio y la búsqueda que proponía su encuentro, según sus propias palabras.

GABRIEL ALBERCA
"Infanta"
Óleo s/táblex   32x23 cms.
Firmado: Alberca
Colección particular, Málaga

Hombre tímido, con la sensibilidad a flor de piel, supo ejercer de esposo y padre de sus dos hijos -Pablo y Mélani-, apoyándose en la amistad de su médico, el doctor Aguilera Salas, para luchar día a día con la angustia vital que le consumía. Cada vez se sentía más incomprendido, incluso por algunos de sus amigos pintores, llegando a tener cierta reyerta con uno de ellos por discusiones sobre la concepción del arte que ambos desarrollaban. A menudo se refugiaba en el jardín que cuidaba en su casa, de donde extraía las flores que inmortalizaba con sus pinceles.

GABRIEL ALBERCA
"Rosas"
Óleo s/táblex   30x20 cms.
Firmado: GABRiEL Alberca
Colección particular, Málaga

Alternó los elegantes bodegones de flores con los de orfebrería antigua, siempre con una peculiar delicadeza rayana en el preciosismo de siglos pasados.

GABRIEL ALBERCA
"Fleure"
Óleo s/táblex   46x55 cms.
Firmado y fechado en 1987
Galería de Arte Benedito, Málaga

Alberca, ferviente admirador de William Turner, quiso plasmar en sus cuadros de paisajes, la luz que recordaba a aquel pintor inglés, quien habiendo heredado de su madre el carácter melancólico, fue ayudado por el doctor Thomas Monro -médico psiquiatra y gran amante del arte- a iniciarse en el óleo y la acuarela, llegando a ser considerado el mejor pintor -en el siglo XIX- de la atmósfera, la luz y el color.

G. ALBERCA
"Naturaleza dorada"
Óleo s/táblex   61x71 cms.
Firmado y fechado en 1987
Colección particular, Málaga


GABRIEL ALBERCA CASTAÑO
"Serenia"
Óleo s/táblex   81x65 cms.
Firmado: GABRiEL Alberca / 1990
Colección particular, Málaga


La Real Academia de Bellas Artes de San Telmo, propone a Alberca en 1990 como Académico de Número. Su discurso de ingreso, en el hoy "Museo Picasso", versó sobre la evolución de su obra pictórica y en el mismo acto donó a la Academia el cuadro titulado "Rous".
Su obra está ya representada en el Museo Español de Arte Contemporáneo de Madrid, en el de Bellas Artes de Málaga, en el de Arte Contemporáneo de Sevilla y en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.


G. ALBERCA
"Jarrón con rosas"
Óleo s/táblex   61x42 cms.
Firmado: GABRiEL Alberca / 1990
Colección particular, Málaga

Grandes coleccionistas extranjeros se interesan por la obra de Gabriel Alberca, que ya cuelga en el Museo del Santo Espíritu de Brasil. Y colecciones tan importantes como la "Amos Cahan (USA)" o la "Karí Laliberte (Oslo, Noruega)" -entre otras- la incorporan mediante adquisición, a sus fondos.
En la comentada Exposición Antológica del verano de 1996 en Málaga, integrada por obras de su 'colección privada', se muestran cuadros de una bellísima expresión plástica, donde misteriosos seres como el caballito de mar o el unicornio mitológico, se entremezclan con infantas de grandes ojos y escrutadoras miradas.

GABRIEL ALBERCA
"Fosilia, 1994"
Óleo s/táblex   81x65 cms.
Colección familia Alberca-Bjerregaard, Benalmádena Costa (Málaga)

La Diputación de Málaga le encarga en 1998 un gran mural para el vestíbulo del Centro Cultural Provincial, donde se ubica la Biblioteca Cánovas del Castillo, y Alberca realiza una obra de gran abstracción, en técnica mixta sobre tabla de 315x220 cms., sorprendiendo por el juego de texturas dentro de grandes espacios y consiguiendo sugerir la belleza con la mínima expresión.
Ese mismo año, su obra viaja a Alemania para ser expuesta en una colectiva de la 'punta de lanza' de la moderna Pintura Malagueña:

GABRIEL ALBERCA
"OPUS 98"
Técnica mixta s/tela pegada a táblex  122x122 cms.
Firmado y fechado 1998
Casa de Cultura, Dresde (ALEMANIA)

Es especialmente en el dibujo a lápiz, donde el alma de Alberca se desnuda, mostrando una sensibilidad y equilibrio propios de un artista del XVI.

















G. ALBERCA
Dibujo a lápiz s/papel   40x29 cms.
Dedicado, titulado y firmado:
A mi amigo Gonzalo /
"Venus" 1988 / Alberca
Colección particular, Málaga


La pintura, según sus propias palabras, era para él una liberación.
En el año 2006 se celebró su segunda y última Exposición Antológica -compuesta de 80 obras que se mostraron con gran esplendor- en el magnífico Museo Municipal de Málaga, comisariada por Elias de Mateo, que la tituló: "Gabriel Alberca. Medio siglo de pintura". Y seguidamente el edil de Cultura del Ayuntamiento malacitano, Dr. Diego Maldonado, gestionó la adquisición simbólica al artista de 52 cuadros para la pinacoteca municipal.
Su producción, tan dúctil, hizo de puente en la Pintura Malagueña entre los siglos XIX y XX, y las generaciones futuras reconocerán su generosa y sincera aportación a la Historia del Arte.

Una de sus últimas series, "Eros y Tánatos", tampoco fue bien comprendida por el gran público; en ella su autor nos advertía del delgado hilo que une al amor terrenal con la muerte. Quería decirnos que todo es efímero: "No pinto para la posteridad. La muerte y el tiempo acaban con todo".

GABRIEL ALBERCA CASTAÑO
"Cráneo"
-serie 'eros-tánatos'-
Firmado: GABRiEL Alberca - 2006
Técnica mixta s/táblex   50x60 cms.
Sala de Exposiciones del Archivo Municipal de Málaga (III y IV de 2007)

Gabriel fue un caballero hasta el final; la tarde del dia 12 de febrero de 2011, llamó a algunos de los que tenía por sus verdaderos amigos para despedirse de ellos.
El dia 14 se celebró su Funeral en la parroquia de 'Cristo Resucitado' de Torremolinos, sita en calle Horacio Lengo.

HORACIO LENGO, el otro gran pintor malagueño que en 1890 también decidió dejar esta vida, en pos del misterio que subyace en la del más allá.
Coincidencias del Destino.



Núm. 57


4 comentarios:

  1. Dignísimo su blog , Gonzalo . Lo leo regularmente . Un orgullo para todos los malagueños y una luz clara de cultura , sensibilidad y erudición . Le animo a que prosiga su encomiable labor.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Don José, por su apoyo y las palabras de ánimo que me dedica. Ojalá las adversidades que me han ocasionado algunos artículos, no me hagan flaquear en la labor que nos propusimos al inicio de estos trabajos.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Gonzalo de Amarante:

    Me he incorporado un poco tarde al grupo de seguidores de su blog. Utilizando una frase bíblica: "Arrepentidos los quiere el señor".

    Me ha parecido muy interesante el trabajo que ha realizado hasta ahora al visualizar su obra a través de este medio, aunque me consta que todavía le queda más material y sabiduría por aportar.
    El interés que despierta para mi tiene un doble sentido:
    En primer lugar, ya era hora que alguien se preocupara en su justa medida por la cultura histórica malagueña del siglo XIX parte del XX.
    En segundo lugar, como usted ya sabe, es necesario que algunos ciudadanos de Málaga con cierta cultura abran vías de comunicación y divulgacion de las potencialidades de nuestra capital, a veces tan olvidada y denostada por un sector de la población insensible y desconocedor de los grandes tesoros culturales que a lo largo de la historia han generado nuestros antepasados.
    Sin nada más que comentar, se despide un apreciado amigo suyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.
      Tiene Ud. mucha razón al considerar el poco mérito que los malagueños damos a lo nuestro. Será nuestra idiosincrasia, pero nunca hemos sabido poner en valor los méritos de tantos grandes hombres que aquí nacieron o vivieron (Cánovas, García Berlanga y multitud de valiosos intelectuales; Moreno Carbonero y toda la pléyade de grandes pintores; también los excepcionales empresarios que auparon la economía provincial a los primeros puestos entre los de Europa, etc., etc.).

      En la medida que podamos, sembremos confiados en el futuro, sin tristezas y esperanzados en que entre otras tantas 'personas invisibles' como Ud., pongamos a Málaga en el lugar que siempre ha merecido tener en el ámbito cultural, pues no sólo con SOL y PLAYA pueden perpetuarse las grandes ciudades.

      Un atento y cordial SALUDO.

      Eliminar