viernes, 1 de mayo de 2015

El Marqués que tiraron al mar


La relación de MARIANO BENLLIURE (1862-1947) con Málaga, fue muy intensa desde los años en que coincidió en Roma con José Moreno Carbonero y se hicieron grandes amigos. Precoz como este último, Mariano destacaba con 15 años en Zamora modelando barro como si fuera un maestro.
Moreno Carbonero decía de él que "pintaba con los cinceles", de hecho lo retrató como pintor:















                                     J. MORENO CARBONERO
                                     "Mariano Benlliure"  1902
                                     Óleo sobre lienzo
                                     Colección particular.
















M. BENLLIURE
"Moreno Carbonero"  1902
Bronce  45x35x19 cms.
Museo de Málaga.


Muy pronto le llovieron importantes encargos, que hubo de seleccionar. Entre ellos un grupo escultórico para la ciudad de Málaga que, mediante suscripción popular, querían figurara en lugar preeminente como agradecimiento a don Domingo Larios, benefactor de la urbe.
Benlliure diseñó el monumento presidido por la estatua erguida del Marqués, y en su base la figura de la alegoría del trabajo (cuyo modelo sería el torero Luis Mazzantini, gran amigo del escultor) y una matrona de torso desnudo, elevando a un niño que ofrece una corona de laurel. Cuatro pomonas en las esquinas completaban el proyecto.
Fue inaugurado en enero de 1899.

MARIANO BENLLIURE Y GIL
"Monumento al Marqués de Larios"
Bronce y mármol blanco.
Firmado: M Benlliure
Patrimonio Municipal, Málaga





















"El Trabajo"
Bronce
-pátina verde malaquita-



                             

                                                     
                                                     









                                                     



                                            "La Caridad"
                                            Mármol de Carrara
                                            /desaparecida la corona de laurel
                                            que en señal de agradecimiento,
                                            el niño ofrecía al Marqués/



Cada vez que podía escapar de las obligaciones que le imponían los encargos, se dedicaba a dibujar o modelar figuras de toros bravos.
En el 'hall' del Parador Nacional de Antequera se conservaba, hasta hace unos años, una colección temática suya de dibujos a tinta. Y en los bronces de esas fechas parecía aplicar a la figura del toro unos efectos casi pictóricos, a través de la luz que emanaban sus formas.

MARIANO BENLLIURE
"Toro bravo de salida"  
Firmado: M. Benlliure  (c.1917)
-luce el morlaco en su costado derecho el hierro de la ganadería y núm. 24-
Bronce  74x50x39 cms.
Doble peana de bronce y madera
Colección particular, Antequera.

                                                     




                                                     






                                           

                                              DETALLE
                                              Bronce anterior
                                              -bulto redondo,
                                              patinado-                                                                

Un ejemplar similar en colección de la capital malagueña y otro en el Museo Taurino de la Real Maestranza de Sevilla.
El motivo del "toro de salida", en la primera citada versión es un ejemplar de la ganadería de Veragua; lo vuelve a tratar en 1941 en dimensiones más reducidas y con un Miura.







M. BENLLIURE
"Toro de salida"
Firmado: M Benlliure / 1941
Bronce   47x28x20 cms.
Colección particular, Madrid


Otro ejemplar similar:  66x45x27 cms., en el Ministerio de Defensa/Madrid.




Los sucesos revolucionarios de 1931 en Málaga, hacen que la plebe la tome con el monumento al Marqués y arrancando su estatua de la base, es arrastrada al puerto y la arrojan al agua.
En su lugar, como exaltación al trabajador, ubican la figura broncínea con pico y pala al hombro.


Cuando las aguas se calmaron, el marqués fue recuperado del fondo de la dársena y volvió a su lugar, pero tres de las cuatro pomonas que adornaban la base, habían desaparecido.







M. BENLLIURE
"Pomona (Alegoría de la Abundancia)" 1899
Bronce con pátina marrón dorada
Medidas:  66x50x39 cms.
Museo Municipal, Málaga



En la postguerra, la burguesía malagueña vuelve a sacar sus tronos a la calle por primavera y encarga al escultor amigo, dos de sus más populares efigies:

M. BENLLIURE
"Cristo de la Expiración"  1939
Madera de abedul policromada  185x161 cms.
Parroquia de San Pedro, Málaga



M. BENLLIURE
"Jesús Nazareno del Paso"  1940
Madera de pino policromada.    Alto: 184 cms.
Basílica de la Esperanza, Málaga


Las esculturas que realizó para las monedas de la F.N.M.T. con la efigie del Jefe del Estado, y el billete con su retrato que se decidió emitir en 15/nov/1951, aumentaron su popularidad después de muerto en todo el territorio nacional.

Billete de 500 Pesetas.
Se fabricaron 32.934.000 billetes con las letras A, B y C por calcografía y litografía en la Fábrica Nacional, según proyecto de José L. Sánchez Toda, con busto de Mariano Benlliure grabado por CAMILE DELHOM.
Colección particular, Málaga


En Málaga dejó muchos amigos: pintores, cofrades, literatos y admiradores que, como a su paisano Muñoz Degrain, le abrieron de par en par las puertas de la más hospitalaria de las ciudades.



Núm. 29



2 comentarios:

  1. ¿ Sabría usted decirme por qué razón , la figura del marqués de Larios y la figura de la alegoría del trabajo, representado por un hombre desnudo con las herramientas al hombre, se dan mutuamente la espalda el uno al otro ? Una vez escuché una historia sobre el tema que no sé si es fundamentada o no.
    Gracias por anticipado por sus explicaciones , Gonzalo.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante su pregunta, Don José.
    Supongo se refiere a comentarios suspicaces que han circulado sobre la representación del Capital y el Trabajo, en las figuras del Marqués y el hombre con herramientas al hombro. Doy seguidamente respuesta, para que se den por infundadas las suposiciones de si esas esculturas fueron cambiadas de lugar con segundas intenciones, después de la restauración del monumento:
    la ubicación actual del Marqués, la matrona con el niño y la alegoría del Trabajo, son fieles al proyecto original, excepto como hemos indicado en el artículo, la ausencia de las pomonas, "desaparecidas" tres de ellas y recuperada la que se muestra en el MUPAM.
    Documentalmente, esta afirmación se basa
    a) en los bocetos previos -a lápiz uno y dos a tinta- que fueron presentados a D. Antonio Cánovas Vallejo, entonces Gobernador Civil de Málaga y que había acordado concurso para elegir artista que ejecutara el monumento, sufragado por suscripción popular.
    b) fotografía de la maqueta que aportó Benlliure, publicada en libro sobre la vida artística del escultor, de CARMEN de QUEVEDO PESSANHA (Madrid/1947).

    Intervenciones como ésta de Ud., son idóneas para ampliar información y dejar claro que nunca hubo intención con este monumento de crear antagonismo entre el Capital, la iniciativa empresarial y el Trabajo, pues se necesitan y complementan.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar