jueves, 14 de mayo de 2015

El 600 de la época


Acompañando al hombre desde el 5000 antes de C., el burro ha estado presente en la mitología, la religión y la vida cotidiana hasta finales del siglo XIX, cuando fue bruscamente sustituido por la máquina.

Relacionado en la antigüedad con los cultos dionisíacos, se asoció también al dios Príapo por el tamaño de algún elemento de la anatomía del pequeño y resistente animal.

Tetradracma griego (450-425 antes de C.)
Ceca: Mendé.
Plata: 17'17 grs.  Diámetro: 25 mm.
Anv/.: Dionisio ebrio, con cántaro de vino, surmontando un asno.
Numismática Ars Classica Nac AG, Zürich


Tetradracma Chalcídico (480-465 a. de C.)
Macedonia.
Plata: 16'93 grs.  Diámetro: 25 mm.
Anv/.: Asno con falo erecto, y pájaro sobre la grupa picoteándole el rabo.
Colección Armand Trampitsch, Mónaco


Pintores europeos de consagrada fama incluyeron su mansa figura en obras de carácter mitológico, donde le vemos cargando a personajes como Baco, que apenas se sostiene sobre él a causa de su borrachera:




















WILLIAM A. BOUGUEREAU
(1825-1905)
"Orgía báquica"   DETALLE



Terco y dócil a la vez, está presente en multitud de pasajes de las manifestaciones judeocristianas, asociadas a nuestros cultos ancestrales. Aún siendo visto en el mundo romano como símbolo de mal presagio, el cristianismo sitúa a su híbrido el mulo en el portal de Belén, y al borriquillo en la huída a Egipto o en la entrada a Jerusalén, como elemento coadyuvante e incluso benevolente de los hechos descritos.

"Adoración de los Magos"
Mediorrelieve en bronce   54x40 cms.
Siglo XIX -según DAMIÁN FORMENT-
Colección particular, Málaga













DAMIÁN FORMENT (1480-1540)
"Epifanía"
Alabastro policromado
82x71 cms.
Catedral de Huesca, Aragón



De mantenimiento menos costoso que el caballo, gran resistencia y larga vida, el asno fue omnipresente en la vida cotidiana de nuestros antepasados e incluso -a través de la pluma de Juan Ramón Jiménez- se coló en la Poesía

propiciando que en 1956, el autor de Moguer obtuviera el mayor premio que se otorga a las letras.



También los pintores españoles del siglo XIX -en numerosísimas ocasiones- mostraron hacia este animal, ternura y simpatía.

JOAQUÍN CAPULINO JAÚREGUI (1879-1969)
"Qué haría sin tí..."
Óleo s/tabla   12x22 cms.
Firmado: J Capulino Jauregui
Colección particular, Málaga


JOSÉ MORENO CARBONERO (1858-1942)
"Encuentro de Sancho con el rucio"   DETALLE
Óleo s/lienzo   48x79 cms.
Firmado: J Moreno Carbonero
Museo de Bellas Artes, Sevilla


BERNARDO FERRÁNDIZ (1835-1885)
"La edad en la boca"
Óleo s/tabla   27'5x17'5 cms.
Firmado: B° Ferrandiz / 1878
-reproducción fotográfica en ByN-
Colección particular, Málaga






RÉPLICA
que Ferrándiz
vendió por 750 francos
a uno de sus marchantes
-en el entramado del techo
hay diferencias-



JOSÉ MORENO CARBONERO
"Aguadores en las afueras"   DETALLE
Óleo s/lienzo   37x49 cms.
Firmado: J Moreno Carbonero
Colección particular, Málaga


Fue pintado como digno jumento, igual para carga o medio de transporte, pues sirvió tanto a humildes arrieros como a personajes ilustres en sus desplazamientos.

ENRIQUE JARABA JIMÉNEZ (1871-1926)
"La visita del Cura"   DETALLE
Óleo s/lienzo   66x47 cms.
Firmado: Enrique Jaraba
Colección particular, Málaga
/Esta obra, que muestra lo adelantado de la pintura de este artista para su entorno y tiempo, es mostrada gráficamente por primera vez, aunque existía referencia de ella en la monografía sobre Jaraba de don Eduardo Fabre Escamilla, titulada 'Un pintor empresario en la Málaga de principios del siglo XX' (Servicio de Publicaciones de la Universidad de Málaga-2002), pág. 179 y núm. 49 del catálogo/



BERNARDO FERRÁNDIZ
"El Tribunal de las Aguas"   DETALLE
Óleo s/lienzo   200x300 cms.  Firmado en 1865
Palacio de la Generalitat, Valencia



BERNARDO FERRÁNDIZ
"Quien no te conozca, que te compre"   DETALLE
Colección particular, Málaga
/De esta obra -subtitulada "La Venta"- se ha hecho amplia referencia en el capítulo núm. 19/



BERNARDO FERRÁNDIZ
"Caridad y amor de Dios"
Óleo s/tabla   24x33 cms.
Firmado: B° Ferrandiz   (c.1871)
Museo Carmen-Thyssen, Málaga
/Este cuadro, único representante en el museo malagueño del fundador de nuestra Escuela, fue adquirido en "Subastas DURÁN - ene/1995" por Carmen Cervera en 1.300.000 ptas., habiendo de sustituírsele el marco por uno moderno nada adecuado; no es digno representante de la obra de don Bernardo: la figura femenina que parece inclinarse para besar la mano del Cura, entorpece y confunde el relato. El color es agradable pero el dibujo no hace justicia al bien hacer de su autor/


Los fondos de la colección privada que terminaron conformando este Museo, no iban dirigidos a ser expuestos en la ciudad de Málaga -como ya hemos señalado en el capítulo núm. 7: "MORENO CARBONERO niño"-, por lo que no se eligió la obra adecuada para representar al Director de nuestra Academia, y al no haberse seleccionado de Ferrándiz una de sus muchas otras obras -que sí hubieran estado a la altura-, en el mismo espacio museístico otros cuadros de género le hacen sombra:

EDUARDO ZAMACOIS y ZABALA (1841-1871)
"Regreso al convento"   DETALLE
Óleo s/lienzo   55x101 cms.
Firmado: E.° ZAMACOÏS. 68
Museo Carmen-Thyssen, Málaga
/Este pintor vasco, amigo de Meissonier y de Fortuny, obtuvo Medalla de Oro en el Salón de París en 1870. Se especializó en la pintura preciosista de género, prometiendo una fulgurante carrera artística que no pudo desarrollar por haber fallecido tempranamente/


En circunstancias menos amables y también por pintores de otras regiones españolas, tenemos ejemplos de lienzos en las que el asno se convierte, a su pesar, en elemento destacado del cuadro:

MARIANO BARBASÁN (1864-1924)
"Aquelarre"   DETALLE
Óleo s/lienzo   30x58 cms. Firmado
Colección particular, Zaragoza


EUGENIO LUCAS (1817-1870)
"Condenado por la Inquisición"   DETALLE
Óleo s/lienzo   51x41 cms. Firmado
Museo del Prado, Madrid


El pintor de Reus, durante su estancia en Granada, donde frecuentaba con asiduidad los barrios del Albaicín y el Sacromonte, también fijó su atención en la más querida de las pertenencias de los gitanos:

MARIANO FORTUNY y MARSAL (1838-1874)
"Gitano apoyado en su burro"
Óleo s/tabla   17x23 cms.  (c.1872)
Sello en rojo de la Testamentaría
Colección privada


Cuando en la década de los sesenta del pasado siglo, el desarrollo industrial acabó con las penurias de nuestra postguerra y el "Seat 600" se enseñoreó de las carreteras españolas, sin casi darnos cuenta, decíamos adiós al que fue nuestro compañero de viaje durante siete mil años, desapareciendo también en toda manifestación artística.

JOSÉ GARCÍA RAMOS (1852-1912)
"La muerte del burro"
Óleo s/lienzo   50x34 cms.
Firmado: J. Garcia Ramos
Colección particular, Sevilla


Sirva este artículo como modesto homenaje a su memoria.
/R.I.P./




Núm. 35
             

4 comentarios:

  1. Qué bonito post. Casualmente yo también tengo un cuadro de J. Capulino, una cueva del Sacromonte, con un burro como protagonista principal.

    Si te interesa, te puedo mandar una foto, pero no encuentro tu dirección.

    un saludo

    Carlos Cavestany

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que le guste este capítulo sobre unos humildes animales que aliviaron el trabajo de nuestros antepasados durante siglos. Felicidades por la posesión de una obra de Capulino, ya que su producción fué escasa.
    Puede enviar la fotografía de su cuadro, si lo desea, a don José Manuel Sanjuán López -autor de la única monografía sobre este Pintor- cuya dirección le será facilitada por el Servicio de Publicaciones e Intercambio Científico de la Universidad de Málaga.
    Muchas gracias don Carlos, por su atención. Un cordial y atento saludo.

    ResponderEliminar
  3. Creo que no estaría de más recordar, en este artículo suyo, Gonzalo , las sentidas palabras que el bueno de Sancho Panza dedicó a su querido rucio con toda su alma, en su ausencia : " ¡ Oh , hijo de mis entrañas , nacido en mi misma casa , brinco de mis hijos , regalo de mi mujer , envidia de mis vecinos , alivio de mis cargas y , finalmente, sustentador de la mitad de mi persona , porque con veinte y seis maravedís que ganabas cada día mediaba yo mi despensa ! "
    Si esas mismas palabras ,del capítulo XXIII del "Quijote", parte primera, en los años setenta del siglo pasado , un albañil , se las hubiese dedicado a su seiscientos , no creo que hubieran desentonado demasiado .
    Por cierto , el sufrido borrico de Sancho no tenía nombre . El nombre del caballo de Don Quijote todo el mundo lo sabe .Sin embargo , Cervantes , no cayó en la cuenta de dignificar a tan humilde animal con un nombre .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las dos observaciones son acertadísimas y las comparto totalmente.
      En cuanto a la segunda, si don Miguel pudiera revisar su obra, no dude de que la reivindicación que Ud. formula, sería satisfecha con un "bautizo nominal borriquero".

      Gracias por inyectar estas dosis de sutil ironía y humor -aunque con trasfondo filosófico- en estas, a veces, adustas páginas.

      Eliminar