domingo, 17 de mayo de 2015

HONRADEZ de un Malagueño

En un mundo tan mercantilizado como el actual, nos parece extraño que un pintor profesional, que vive por tanto de su trabajo, a los once años de haber entregado una obra de encargo, cobrada y con plena satisfacción del cliente, la reclame para modificarla a sus expensas, suponiéndole además unos elevados gastos de transporte de uno a otro continente.
Este excepcional prurito profesional, fruto de una honradez extrema, llevó a JOSÉ MORENO CARBONERO a solicitar a la Casa Consistorial de la capital argentina, le dejaran rectificar la versión histórica de su cuadro "Fundación de Buenos Aires en 1580".

La obra, de considerables dimensiones (250x450 cms.), le había sido encargada por la Municipalidad porteña en 1909, y un año después fue cumplidamente entregada -según plazos establecidos- para hacerla coincidir con los Festejos programados con motivo del Centenario de la Independencia de la República.
Aquella primera versión fue unánimemente alabada por público y crítica.



El motivo elegido por el pintor malagueño era el acto fundacional, llevado a cabo por Juan de Garay con sus 63 soldados, el dia 11 de junio de 1580, tomando posesión del sitio en nombre del Rey Felipe II de España.
Moreno Carbonero se había planteado que el cuadro conjugara tres símbolos: Religión - Justicia - Conquista.
El primero de ellos quedaba representado por la Cruz que portaba el fraile franciscano Padre Rivadeneyra. La Justicia estaba simbolizada por el Rollo o troncón de árbol, donde en las plazas públicas de las ciudades se ejecutaba a los delincuentes. Y la afilada espada -desenvainada y en alto- del esforzado vasallo del Rey, representaba la Conquista.








                                                                                       JOSÉ
                                                                                       MORENO
                                                                                       CARBONERO
                                                                                       "Autorretrato"
                                                                                       (óleo s/lienzo)


/La fama del Pintor trascendió el mundo hispánico, y le llovieron importantísimos encargos de Europa y América que a duras penas lograba satisfacer, pero en la soledad de su estudio, mientras trabajaba, daba vueltas con el pensamiento al cuadro que creía demasiado imaginativo y, robándole tiempo al descanso, revolvió archivos y bibliotecas para documentarse sobre cómo pudo haber sucedido realmente el hecho histórico que pintó/


Inesperadamente, en 1921 y prescindiendo de su conveniencia económica, reclamó el cuadro a la República del Rio de la Plata, confesando que se había equivocado y solicitando que le dieran unos meses, para recrear de nuevo la escena con más verosimilitud histórica. Todos los gastos los asumiría a su costa.
El Municipio bonaerense, primero sorprendido y después agradecido por tal gesto de honradez, dejó que el gran cuadro volviera a España.

En 1923, Moreno Carbonero devolvió el lienzo, con todo tipo de correcciones.


JOSÉ MORENO CARBONERO (1858-1942)
"Fundación de Buenos Aires en 1580"
Óleo s/lienzo   250x450 cms.
Firmado: J. Moreno Carbonero 
Palacio Municipal, Buenos Aires (Argentina)
/En la nueva versión, el hecho tiene lugar en la actual Plaza de Mayo, con efecto de luz solar sobre las 9 de la mañana y el Norte está situado en el centro de la toma. El sauce que había a la izquierda ha sido eliminado, así como la vegetación y matorrales que no correspondían por la época del año. Y a lo lejos, aparece anclada la carabela "San Cristóbal", primer navío construído en Paraguay y que trajo desde la ciudadela de Asunción a la mayoría de la tropa. Los carros y pertrechos, vinieron por tierra al mando del Capitán Alonso de Vera 'Cara de Perro', que trajo consigo un reducido grupo de indios guaraníes -que pinta desperdigados por el suelo, así como una india amamantando a su hijo- ya que eran más dóciles que los belicosos querandíes, que les habían dado múltiples problemas.
El regidor Pedro de Quirós, porta el estandarte real; Pedro de Xerez, como escribano, levanta el acta junto al procurador Fernández de Enciso./

José Moreno Carbonero, cumplido su objetivo, volvió a dormir tranquilo, y su buen hacer se convirtió en tema de tertulia durante muchos años para los artistas de su tiempo.

Aún hoy, la anécdota es relatada a cuantos visitantes contemplan su cuadro, en el Palacio de la Municipalidad de Buenos Aires.

CASA CONSISTORIAL de la capital argentina 
-Avenida de Mayo-

SALÓN BLANCO del edificio 


Al Ayuntamiento de Málaga regaló el boceto del cuadro: Óleo s/lienzo  69x105 cms., firmado y dedicado en 1924.
Tres años más tarde, el Gobierno de España decidió emitir un billete con su obra en el reverso:

BANCO DE ESPAÑA.  50 Pesetas
Emisión 17 mayo 1927 (fecha aniversario del nacimiento de Alfonso XIII).
Se fabricaron diez millones de efectos -sin letra de serie- en emisión única y en la casa londinense "Bradbury Wilkinson", por tipografía y calcografía.
La reproducción del cuadro de Moreno Carbonero está grabada a buril y aguafuerte. Se pusieron en circulación en agosto de 1929 y se estampillaron entre 1931-1936 con el sello de la República sobre la efigie del Rey, en anverso.
Colección particular, Málaga


La Fortuna, caprichosa, viene y va.
Pero el recuerdo de la honradez de aquel malagueño de bien, como ejemplo de honestidad, ha perdurado en el corazón de los argentinos.



Núm. 38

No hay comentarios:

Publicar un comentario