viernes, 17 de abril de 2015

PUDOR DE MUJER

Mostramos en el presente Capítulo, totalmente inédita, una escultura en mármol blanco de MIGUEL BLAY, que fue controvertida en su concepción.








                                                           Escultor
                                                           MIQUEL BLAY i FÀBREGA
                                                           -fotografía de José Padró-


Inicialmente, su autor había ideado esculpir 'un desnudo de joven en pie' de corte neoclásico, en línea con otro de 'joven sentada' que realizó años antes durante su estancia en Roma, por lo que contactó con una persona introducida en el ambiente de las modelos, solicitando una muchacha que no pasara de los veinte años y que poseyera serena belleza.






                                       



                                                         

   
      MIGUEL BLAY (1866-1936)
      "Joven desnuda sentada"
      -boceto para escultura-
      Carboncillo y lápiz marrón s/papel
      Firmado: Miguel Blay / Roma - 93
      Museo Nacional del Prado, Madrid


Después de atender a dos aspirantas que no le satisfacieron, le fue presentada una joven de facciones y proporciones muy equilibradas. Venía acompañada por su tía y aducían necesidades económicas, por lo que el escultor asumió una remuneración justa por las sesiones que planeó iban a ser necesarias para el desnudo, cerrando el trato con cantidad a cuenta.
Al quedar a solas en el estudio, Blay le explicó en qué postura comenzaría a dibujar los bocetos y pidió a la chica que se desvistiera.
Cuando aún no había descubierto sus senos, la muchacha rompió a llorar desconsoladamente porque no podía soportar la vergüenza. Compadecido, don Miguel salió de la estancia y volvió con una sábana que le ofreció, indicándole cómo debía cubrirse con ella.

Así terminó concibiéndose "El Pudor":

































MIGUEL BLAY y FÁBREGAS
Mármol blanco,  90 cms. alto
Firmado: Miguel Blay
Colección particular, Málaga

Méritos del autor: Medalla de Oro en las Exposiciones Internacionales de 1892 y 1894; de Honor en la Universal de 1900, Barcelona (1907) y Madrid (1908).





MEDALLA de ORO (reverso)
Exposición Internacional de Bellas Artes.
Madrid, 1892
Peso: 86 grs. oro de 900 milésimas.
Diámetro: 50 mm.
Grabador: Bartolomé Maura
Colección particular






MEDALLA de HONOR (reverso)
Exposición General de Bellas Artes.
Madrid, 1908
Peso: 74 grs. oro de 900 milésimas.
Diámetro: 50 mm.
Grabador: Bartolomé Maura
Colección particular



A nivel de calle, Miguel Blay es famoso por el grupo "La Canción Popular" del Palau de la Música - Barcelona:
















"La Cançó Popular Catalana"
Piedra blanca de Montjuic
Fecha de ejecución: 1909


Ejerció como Director de la Academia Española de Bellas Artes en Roma desde 1925 hasta 1933.
Contemporáneo de Rodin, fue eclipsado por la personalidad de éste, cargada de tensión sexual y tormentosa relación con las mujeres.

MIGUEL BLAY
"El Pudor"   DETALLE

                                                               





 Detalle de la Firma




El siglo XIX, hervidero de revoluciones en lo social, era sin embargo extremadamente pacato en lo concerniente a la moral, sobre todo la femenina, aunque las enfermedades venéreas hacían estragos por doquier en todas las clases sociales. Vamos a relatar la curiosa historia de un retrato de mujer:
Contemporáneo de Blay, el gran pintor de origen estadounidense Singer Sargent, estuvo a punto de abandonar los pinceles por el pudor mal entendido de una dama a la que había retratado:


















JOHN SINGER SARGENT (1856-1925)
"Madame X"   DETALLE
Óleo s/lienzo   235x110 cms.
Firmado en 1884
The Metropolitan Museum of Art, New York


En la obra original, de bella y fina factura, el pintor creyó conveniente dar un toque de elegante sensualidad a Madame Virginie Gautreau -que lucía generoso escote y vestía para la época provocativo traje de raso negro- colocando uno de los tirantes de la prenda cayendo indolentemente por el hombro.











Presentado el cuadro en el Salón de París de ese año, y considerado altamente escandaloso, provocó tal aluvión de críticas que la dama en cuestión sufrió un gran ataque de histeria, haciendo que su familia exigiera la retirada de la obra. El pintor, dolido y humillado, se llevó el cuadro a Inglaterra donde lo corrigió poniendo el tirante en su sitio, cambiándole el nombre por "Madame X" y vendiéndolo al Museo Metropolitano de Nueva York, no sin antes haber estado a punto de dejar la profesión.








Sólo una nueva visita a España y la revisión de las obras de Velázquez, a quien veneraba, le indujeron a superar el absurdo trance.




Por derroteros completamente distintos, tenía lugar en Italia y coincidiendo con un luctuoso suceso, el descubrimiento de una de aquellas obras que los pintores decimonónicos llamaban 'un divertimento'.






"Entierro del pintor
Mariano Fortuny
en el cementerio de San Lorenzo, Roma"
-dibujo de 'Pradilla' y xilografía de 'Rico'-


Después de asistir BERNARDO FERRÁNDIZ a la autopsia de su gran amigo Mariano Fortuny, muerto a los 36 años y que le dejó conmocionado anímicamente, fue requerido por los familiares más allegados para poner orden en las pertenencias del finado, junto a otras personas de toda confianza, e ir preparando la testamentaría.
Oculto entre muchos otros lienzos inacabados, piezas arqueológicas, muebles, tapices y otros objetos coleccionables, halló esta tela

MARIANO FORTUNY y MARSAL (1838-1874)
"Carmen Bastián"
Óleo s/lienzo   45x62 cms.
Inacabado. Sello en rojo de la Testamentaría a dcha.
Museo Nacional d'Art de Catalunya, Barcelona

Carmen vivía en el Barranco de la Zorra en las afueras de Granada -en la cueva de su abuelo- cerca de donde Fortuny iba a pintar, y éste pidió al anciano que dejara posar a su nieta para él, acogiéndola en su casa como sirvienta de su esposa Cecilia de Madrazo.

Posó para el Pintor en otro cuadro:















                            MARIÁ FORTUNY
                            "Bohemia bailando
                            en un jardín de Granada"
                            DETALLE
                            Óleo s/lienzo   46x56 cms.
                            Firmado y fechado en 1872
                            Colección particular


Y también la retrató de busto:





M. FORTUNY
"Gitana"
Óleo s/lienzo   30'5x23'5 cms.
Pintado en 1872
-sello en rojo de Testamentaría-
Museo Fortuny, Venecia (Italia)


Ferrándiz medió como pudo en el espinoso asunto de aquel desnudo indecoroso, que desconocía y que hubiera preferido no encontrar.
Cecilia de Madrazo, primero sorprendida, después indignada y al fin resignada, se quedó con el cuadro. Carmencita fue cesada en el servicio.



Un crítico de la época, refería a dos compañeros las tres anécdotas: la del escultor BLAY, la sofocación de SARGENT y "la Carmen" de FORTUNY, ante el siguiente cuadro

EDUARDO ROSALES (1836-1873)
"La modelo y el pintor"
Óleo s/lienzo   34x26 cms.
Colección particular






                                                                     
                                                                        EDUARDO
                                                                        ROSALES
                                                                        GALLINAS
                                                                        "Autorretrato de 1863"


/Don Luis Rubio Gil, eficiente historiador de arte, comisario de exposiciones y especialista en la biografía y obras de este Pintor, en investigación detectivesca ha logrado descubrir la identidad de la mujer italiana, casada y con dos hijos de corta edad, que tuvo tempestuosas relaciones amorosas con el joven Eduardo Rosales -vecino suyo- mientras éste pintaba en Roma, causándole un sufrimiento moral que agravó la tuberculosis que padecía el artista.

Dibujo de Academia firmado y fechado en 1859
"CARLOTA GIULIANI con 26 años, nacida en Velletri (Roma)"
Carboncillo s/papel  57x36 cms.



Sello de la Testamentaría de ROSALES,
a izquierda./



Concluyo:
"En cuestiones de faldas -subidas o no-, los varones actuamos en relación con el nivel de testosterona que suframos en ese momento, incluídos los genios".



Núm. 23

2 comentarios:

  1. Don Gonzalo: ¿Se supo algo más de la vida de Carmen Bastián, la modelo granadina de Fortuny, después de ser despedida del servicio por Cecilia de Madrazo?
    Gracias anticipadas por su respuesta, si se sabe que pasó con esta mujer.

    Enhorabuena por su exhaustivo trabajo sobre pintura malagueña.
    JL Reyes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don José Luis, muchas gracias por su intervención a la que voy a intentar dar una respuesta que satisfaga a cuantos como Ud., se interesan por las anécdotas concernientes a nuestros pintores decimonónicos.
      /Sobre los pormenores de la vida de Carmen Bastián, sirvienta en casa de los Fortuny a la vez que modelo del Pintor, conocemos por un artículo publicado en 1875 -un año después de la muerte del artista- en la "Ilustración Española y Americana", titulado 'La Carmen de Fortuny' y escrito por José Castro Serrano, que esta joven, sintiendo vergüenza de lo ocurrido, no quiso volver a Granada y viajó a Madrid, donde ejerció como modelo para desnudos en distintos talleres y estudios de pintores naturalistas, enamorándose a los pocos meses de un acuarelista inglés que la hizo su amante, pero que finalmente la abandonó. A partir de ese momento, la vida de Carmen fue una auténtica novela trágica, hasta terminar suicidándose./
      ("FORTUNY. Un mundo en miniatura". Begoña Torres González. Editorial LIBSA, 2008)

      Profundizando aún más en la escabrosa y desgraciada historia de esta mujer, recientes estudios basados en uno de los más exhaustivos trabajos sobre la obra de Fortuny -nos referimos al Catálogo de González y Aixela-, podríamos afirmar que el óleo sobre cartón 29x39 cms. titulado "Estudio de vagina" y ejecutado en 1872 por Mariano Fortuny en Granada, cuyo erotismo raya en lo fisiológico, tuvo como modelo el más íntimo rincón de la anatomía de Carmen. Su realismo supera "El origen del mundo" de Courbet y por algunos críticos ha sido subtitulado "D'aprés nature", en alusión a los temas eróticos de los pintores 'pompiers' de la época.

      Un cordial saludo

      Eliminar